Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Bodypump, trabajo activo para equilibrar esfuerzo y peso

Expertos en entrenamiento recomiendan para los atletas esta rutina, que fortalece los músculos de manera notable

La particularidad del bodypump es que trabaja tanto la faceta anaeróbica como la aeróbica del ejercicio físico. ¿Qué significa? Que cumple la parte aeróbica de la rutina, es decir la práctica de media o baja intensidad y larga duración en la que el cuerpo usa el oxígeno para quemar carbohidratos y grasas (la práctica ideal para perder peso).

Pero además es efectivo en la parte anaeróbica (alta intensidad, corta duración), lo cual impulsa el fortalecimiento del sistema musculoesquelético (tonificación).

Así que estamos frente a un tipo de ejercicio que trabaja todo el cuerpo, con distintos grupos musculares, por lo que los resultados son muy notorios.

Es buena para fortalecer el sistema cardiovascular y ayuda a fortalecer la espalda, con lo cual mejora y, en algunos casos, corrige la postura. Otra virtud es que contribuye a aumentar la densidad ósea y a fortalecer las articulaciones.

 

Ver más

¡Hágale la vida más fácil a su espalda!

La elíptica, un aliado para el entrenamiento

Glúteos, más que sólo apariencia

 

El “bonustrack”, para muchos de los que eligen esta rutina, es que ante la alta exigencia se liberan las tensiones y el estrés y, con la música adecuada, llega incluso a ser una experiencia muy divertida.

“Esto ayuda a mejorar el tono muscular, las articulaciones y el perfil metabólico, algo clave para ‘quemar’ grasas intraabdominales y reducir la retención de líquidos. Por otro lado, esta mezcla de actividades físicas influirá en su perfil emocional, porque muchos estudios indican que estar en movimiento favorece el tratamiento de la ansiedad y la depresión, tendencias comunes en esta etapa de la vida de las mujeres”, explicó el experto Rubén Bravo.

Vale decir que el ejercicio tiene algunas restricciones, empezando por las personas que han sufrido algún tipo de falla cardíaca: es clave pedir autorización del médico. Además, personas con problemas severos de espalda, cervicales o rodillas necesitan también asesorarse de un experto. El bodypump no es un ejercicio recomendado para las mujeres embarazadas.

¡Compartir por correo electrónico!