Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Circuitos, una alternativa para mejorar el rendimiento

¿Qué son los circuitos? El método permite entrenarse en condiciones climáticas adversas, con ejercicios novedosos y en grupo

Se trata de un método complementario de entrenamiento que puede constar de entre 6 y 15 estaciones, en las cuales se trabaja alternativamente distintos grupos musculares.

La idea es hacer de una a tres vueltas e, idealmente, hacerlo en grupo para ir pasando de una estación a la siguiente, llevando un ritmo de alta exigencia en intensidad y técnica.

El método surgió a mediados de los años cincuenta para aquellos grupos de deportistas que, por condiciones climáticas adversas o imposibilidad de desplazamiento, debían continuar sus rutinas en espacios cerrados y sin los implementos adecuados que ofrecían los gimnasios.

Hacia 1990 avanzaron y fueron implementados de manera individual, de acuerdo con las exigencias de cada atleta.

La idea en todos los casos es aumentar el volumen y la intensidad de la curva de entrenamiento por microciclos, lo cual permite mejorar la técnica y progresar en el rendimiento de manera personalizada.

 

Ver más

Cross-Met Swim: crossfit bajo el agua

Trabaja todos tus músculos con estos ejercicios

Tabata para corredores: quema grasas y aumenta tu potencia

 

Los circuitos se implementan en los gimnasios cada vez con más regularidad, y se convierten en una alternativa para tener resultados a corto plazo, hacer ejercicios novedosos y distintos cada vez lo que ayuda a no cansarse de hacer siempre la misma rutina– y mejorar la autonomía del deportista.

¿Qué ventajas ofrecen los circuitos?

La idea es mejorar la condición cardiopulmonar y neuromuscular de los atletas. Se mejora en la resistencia aeróbica máxima, la resistencia muscular localizada, la fuerza explosiva, la flexibilidad y la velocidad.

Pero se debe tener en cuenta que no desarrolla ninguna capacidad física al máximo, que se trata de un método que complementa al resto de modalidades de entrenamiento.

¿Cómo se hace?

Incluye varios tipos de ejercicios: brazos, piernas, tronco, globales y técnicos. Se basa en una ley de la alternancia entre grupos musculares.

El principio de sobrecarga se puede trabajar en dos escenarios: si se quiere sobrecargar se modifica el orden de las estaciones y se coloca el ejercicio al final del circuito. Si no, se trabajan bloques de ejercicios seguidos de una misma zona muscular.

La idea es acudir a un especialista, que conozca las necesidades de cada persona y pueda diseñar una serie de ejercicios para impulsar el rendimiento en determinados grupos musculares, sin excesos y sin pretender que el resto del entrenamiento sea reemplazado con esta técnica.

¡Compartir por correo electrónico!