Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

Dietas detox: la gran ilusión

Foto:dietas detox

¿Ya ha oído hablar de las dietas detox? ¿De sus bondades y milagros? Veamos de cerca de qué se tratan exactamente y demos al lector una visión objetiva del tema, para que él mismo tenga las herramientas suficientes para juzgar y dicidir por sí mismo.

Volver de vacaciones suele relacionarse con la culpa. La principal: el peso que se gana en las fiestas y que debe quedar fuera de la vida cotidiana. Pero ¿cómo? Muchas veces la angustia lleva a recurrir a dietas milagrosas que descompensan y causan efectos poco saludables, y una de las más usadas actualmente tiene que ver con los batidos detox.

Sus defensores suelen decir que se trata de un tratamiento depurativo ante los excesos de grasa, azúcar y alcohol. Y en realidad los tratamientos no son malos en sí mismos, sólo que al usarlos sin asesoría de expertos pueden empeorar condiciones físicas que antes estaban bien.

La ‘desintoxicación’ suele estar más relacionadas con algún tipo de adicción a las drogas, alcohol, etc. Infortunadamente el término ahora se relaciona con la liberación de toxinas del cuerpo que se acumulan con el tiempo y muchos han intentado sacar provecho de sus beneficios. Los ‘vendedores de humo’ mezclan ingredientes vegetales de distintos orígenes que no siempre conservan sus virtudes individuales al momento de licuarlos, por lo cual es necesaria la ayuda de un experto.

Informes provenientes de Alemania indican que una sola ración de 250 ml de estos batidos excede con holgura la ingesta diaria recomendada de ácido oxálico. Según los mismos registros científicos, hay un importante aumento de casos diagnosticados de litiasis renal (piedras en el riñón) entre 2005 y 2013 en la población alemana.

El informe atribuye parte de este hecho al exceso en el consumo de vegetales crudos (típico de los batidos detox) ricos en ácido oxálico, ya que en este formato se consume una cantidad de vegetales bastante superior a la que tiene, por ejemplo, una ensalada.

Además del ácido oxálico, el informe identifica cuatro riesgos sobre la salud derivados de un exceso en el consumo de vegetales crudos que tradicionalmente se consumían cocinados (es preciso recordar que el cocinado de los vegetales reduce el contenido de ácido oxálico entre un 30 y un 87%).

Entre los riesgos adicionales está la desmineralización y deficiencia de calcio y hierro; el exceso en la ingesta de nitratos y la contaminación microbiana en el marco de una deficiente conservación.

La otra complicación es que cada vez se inventan más ‘mezclas milagrosas’ con ingredientes descabellados. El último del que se tiene registro es el carbón activado, que hace de los batidos verdes una mezcla oscura que ya tendría que generar algo de desconfianza.

Lo grave es que el uso del carbón activado está circunscrito al ámbito sanitario o para los conocidos “lavados de estómago”, lo que puede producir descompensaciones y problemas intestinales que nunca estuvieron en el plan de ‘desintoxicar’ el organismo. De hecho, este ingrediente evita que el organismo haga acopio de la mayor parte de los nutrientes del batido original.

El colmo del auge de estos productos llega a quienes, preocupados por agregar ingredientes más nutritivos o adelgazantes a los batidos, suman hasta semen.

La alarma se ha disparado en los últimos meses tras conocerse que una mujer británica a la que un tratamiento detox llevó al borde la muerte, pasando por urgencias y una temporada en el hospital, según publicó la BBC.

Otra mujer acabó con daños cerebrales tras empezar un régimen detox basado en el consumo exagerado de agua y la disminución del sodio en la dieta; todo ello después de recibir asistencia de una endocrina.

Por todo eso lo aconsejable es la asesoría médica para cada caso e invertir en un programa de nutrición que permita bajar de peso sin correr riesgos. Busque siempre la ayuda de un experto si quiere perder peso de manera controlada y permanente.

Ver más

10 alimentos prohibidos para corredores

10 alimentos para corredores

No tomes BCAA antes de correr

¡Compartir por correo electrónico!