Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

4 cosas que no tienes que hacer después de correr

Correr es una actividad excelente para la salud, para mantenerse en forma y para mejorar el humor. Sin embargo, algunos hábitos post ejercicio pueden boicotear los beneficios de tu entrenamiento. Hicimos una pequeña lista de cosas que todo corredor debería evitar hacer después de correr y te explicamos por qué hay que evitarlas.

Dejarte puesta la ropa con la que entrenaste

Sácate apenas termines la ropa húmeda de sudor, pues lo que allí se concentra representa un ambiente propicio para la proliferación de bacterias, además de que la propia humedad aumenta la sensación de frío después de entrenar; también en los días de verano. Eso puede bajar tu inmunidad rápidamente.

Ten siempre a mano una playera seca y cámbiate la ropa húmeda para mantener los músculos en calor y relajados. Eso mejora la circulación y ayuda en el proceso de recuperación después de correr. Si se puede, lleva un calzado extra, como unas chanclas, para relajar los pies, que son normalmente olvidados dentro de los tenis transpirados después de correr.

Quedarte todo el día tirado en el sofá
Sobre todo después de los entrenamientos largos, dan muchas ganas de tirarse en el sofá. Pero, por más que hayas corrido muchísimo, no pases el resto del día estático. Algunas actividades livianas son perfectas para ayudar en la recuperación post entrenamiento debido a que mantienen la sangre circulando mejor, colaborando con la recuperación. Planea alguna actividad tranquila a lo largo del día. Camina, estira un poco y respira profundamente. Si tienes que trabajar durante el resto de la jornada (sentado o de pie), vale la pena usar medias de compresión para mantener la sangre circulando en las piernas.

 

Ver más

Estudio: Correr 1 hora agrega 7 horas de vida

Los peligros del sedentarismo

Movimiento, la fórmula contra la tristeza

 

Comerse todo
Si sales del entrenamiento y vas directamente a tu trabajo, lleva siempre en la mochila algunas botanas saludables para consumir apenas termines de correr, especialmente si la práctica fue muy desgastante. Prefiere los alimentos ricos en proteína, con algo de grasas buenas y carbohidratos complejos para reponer la energía perdida. No formes parte del grupo de personas que cree que se puede comer todo sólo porque corrió mucho. Así, no vas a correr el riesgo de consumir calorías vacías y perder todo el trabajo duro que hiciste.

Menospreciar tu esfuerzo
No minimices tus conquistas después de correr. Cualquiera que haya sido la distancia que corriste o el ritmo en que lo hiciste, tu cuerpo precisa recuperación, sí. Respétate, no importa cuánto ni cómo hayas corrido… además, aprende a oír las señales del cansancio. 

¡Compartir por correo electrónico!