Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Cómo comer más verduras sin que se dé cuenta

Técnicas para comer más verduras y hacer que los platos sean más nutritivos

Las verduras y las frutas no están en el dietario de todos los colombianos. A veces, es difícil salir de unos hábitos alimenticios bien arraigados, que tiene raíces en la cultura desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada vez recomienda consumir más fruta y verdura.

Para cubrir esa cuota, muchos expertos coinciden en que lo más equilibrado es comer una fruta en el desayuno, otra a media mañana y otra después del almuerzo o la cena.

A este mínimo, deben sumarse también dos raciones de verduras por día para cumplir con una ingesta que hará nuestra dieta más sana y balanceada.

 

Ver más

Mitos y verdades del gluten para los deportistas

Top 5: errores que te pueden impedir bajar de peso

Cómo alimentarse cuando estás lesionado y mejorar la recuperación

 

Un estudio de la Universidad de Stanford, que reunió a 600 personas por día durante su realización, concluyó que cuando se usan nombres atractivos para identificar los platos se tiende a elegirlos no por sus cualidades nutricionales, sino por parecer más atractivos.

Así, eligieron un plato de zanahorias con aderezo de cítricos y usaron varios nombres para referirse al mismo. Unos simples y directos, otros más aburridos y aleccionadores, y de ellos el que más éxito tuvo entre los comensales fue el que optó por lo exótico, dejando de lado palabras como “saludable” o “sin azúcar”.

Comer más verduras, crear nuestras recetas

Estamos así ante un desafío: encontrar una forma interesante, original e imaginativa de comer más verduras sin que nos demos cuenta, haciendo uso de un vocabulario y unas expresiones que no tienen por qué estar ceñidos al ámbito de los restaurantes, sino que también podemos incorporar en casa.

Si nos cuesta introducir estos ingredientes saludables a nuestro día a día, podemos combatir la obesidad y todas las enfermedades que acarrea preparando un “mix de hojas verdes con gotas de tomate” en vez de una “ensalada de lechuga con tomate cherry”, por ejemplo.

Además, nos da la oportunidad de ser más creativos con nuestras propias recetas. ¿Por qué no un “ceviche de ahuyama a la naranja” en vez de “ahuyama sancochada con jugo de naranja”? ¿O un “mix de shiitake con espagueti de zucchini” en vez de los típicos “espagueti con salteado de champiñones”.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!