Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Se preparó 7 años en la cárcel para correr una media maratón

Ezequiel Gracida: la historia del preso que se entrenó durante siete años en la cárcel para participar del Medio Maratón de la Ciudad de México

Con 34 años, vivió 15 en la cárcel y, de esos, siete los pasó entrenando de lunes a sábado en una cancha de tierra de 250 metros. Estuvo preso en el Reclusorio Varonil Preventivo Oriente de la Ciudad de México y, por dos o tres horas al día, era mentalmente libre mientras corría junto a otros cuatro compañeros.

“Cuando corría se me olvidaba que estaba encerrado”, declara Gracida ya en libertad.

Personaje delgado pero fibroso, de huesos pronunciados y sonrisa amplia, Ezequiel se entrenó en el penal pensando en el Medio Maratón de la Ciudad de México.

Ésta es la carrera de 21 kilómetros más grande de México y la tercera de América Latina. Con una convocatoria que va en aumento y con el registro de 25 mil participantes en su última edición, los corredores tienen que superar las agresivas subidas para completar el circuito que inicia y termina en el Paseo de la Reforma.

 

Ver más

Caterine Ibargüen: plata en el Mundial de Londres

Pareja tailandesa gana carrera y recibe US$ 28 mil para casarse

Colombia logró 14 medallas en el Mundial de Para Atletismo juvenil

 

Ahí quería correr Ezequiel. Pero su deseo se vio golpeado por la proximidad del evento. Salió del penal la noche del martes 18 de julio de 2017. La carrera se realizaría el domingo 30. Aunque la decisión igual estaba tomada, Ezequiel correría de todas maneras. Sin número, pero con la firme convicción de estar entre los diez primeros de su categoría.

Desde el primer día afuera la suerte se presentó ante Ezequiel. La fortuna vestía traje y tenía nombre: Paola Zavala, la directora del Instituto de Reinserción Social de la Ciudad de México coincidió con él en la parada del camión la noche que salió. Ella se comprometió a ayudarlo y, también, le comentó que le conseguiría un número para correr.

Ezequiel Gracida, de la cárcel al running

El viernes 28 de julio, dos días antes de la carrera, Ezequiel Gracida asistió a la Expo Medio Maratón y conoció a Luis del Rey. El hombre con nombre francés y apellido de canción mexicana le donó su kit de competencia. Ezequiel correría con el número 13122 en el pecho.

“Siete años preparándome para esto y ahora sí que voy a darlo todo, voy a correr de todo corazón”, dijo Gracida con la que tal vez fuera la sonrisa más grande de sus 34 años de vida.

Luego de siete años de preparación entre rejas, cruzó la meta de la media maratón tras 1 hora, 29 minutos y 56 segundos. Fue el 39 de 2705 corredores que se presentaron en su categoría. Durante la ruta, la subida le perjudicó un poco, pues en prisión sólo entrenaba en tierra plana.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!