Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Calzado, la ciencia de la comodidad

El calzado perfecto no existen. O sí. El mejor del mercado es el que se adapta a las necesidades del atleta, no importa cuáles sean

Los expertos no se atreven a recomendar una marca, una referencia o un estilo. La recomendación de la mayoría es clara: ¡busque los suyos!

¿Y cómo encontrarlos? Existen seis categorías diferentes de zapatillas para correr: las que tienen acolchonamiento neutral, las de control de movimiento, las que dan más estabilidad, las que mejoran el desempeño, las más parecidas a correr descalzo y las minimalista. Cada uno está diseñado para satisfacer las necesidades biomecánicas de los corredores. 

 

Ver más

Mitos y verdades de la crioterapia

Perder peso, la mejor excusa en la vida de Stephanie Hall

Consejos para enfrentar la fatiga y "engañar" a la mente

 

Lo recomendable es visitar a un experto en biomecánica y tratar de buscar tiendas reconocidas, con personal capacitado, para comprar el primer par.

Aquí, los detalles de cada categoría para que pueda tomar la mejor decisión:

  1. Acolchonamiento neutral. Es ideal para los corredores que necesitan un máximo de acolchonado en la suela media y un mínimo de soporte de arco. Sirven para corredores eficientemente biomecánicos o para aquellos que golpean fuerte a nivel del medio o del frente del pie y que tienen arcos normales o altos.
  2. De control de movimiento. Es para corredores que tienen arco bajo y que mantienen un paso bajo, bien sea moderado o severo, y que necesitan un máximo de estabilidad y soporte en la parte media del zapato. Es el preferido por los corredores grandes que necesitan un gran soporte.
  3. De estabilidad. Recomendado para los corredores que mantienen un paso bajo entre moderado y tenue (sus pies giran hacia adentro cuando golpean el suelo) y tienen arcos bajos o normales. Estos corredores necesitan una zapatilla que tenga la combinación entre buen soporte y entresuela acolchonada.
  4. De desempeño. Ideales para correr o, si es eficiente biomecánicamente, para entrenar. Tienen diferentes grados de soporte y acolchonado, pero son muy livianos (la mayoría pesa entre 250 y 300 gramos) y se ajustan a la perfección.
  5. Descalzos. Esta es una de las nuevas categorías de zapatillas. Son muy buenos para corredores livianos con buena biomecánica o para aquellos que buscan fortalecer los músculos de la pierna y el pie, y para mejorar el paso. Úselos ocasionalmente para comenzar.
  6. Minimalistas. Son buenos para los corredores eficientes a nivel biomecánico que quieren un zapato sencillo con poco acolchado. Estos son el punto medio entre los de acolchonamiento neutral y los de desempeño en cuanto a peso, soporte y “carga” en general.
¡Compartir por correo electrónico!