Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Circuito hídrico: ¿qué es y para qué sirve?

El circuito hídrico es una terapia de relajación con una incidencia directa en el rendimiento deportivo.

La tendencia de cuidar mente y cuerpo es, más que nada, una necesidad. Por eso se acude a terapias de relajación cada vez con más frecuencia, pues se busca un equilibrio entre trabajo, familia, vida social y cuidado personal.

El agua, en este caso, es protagonista esencial: tiene múltiples beneficios y es clave en la supervivencia, ya que estabiliza, limpia, refresca, permite que las sensaciones fluyan y nos permite conectarnos con nosotros mismos.

Un gran porcentaje de nuestro cuerpo está formado de agua y de ahí la importancia de mantenernos hidratados. Sin embargo, el agua no sólo tiene beneficios internos sino también externos, lo que permite aliviar cuerpo y mente.

Hoy existen terapias alternativas que incluyen el agua en sus tratamientos: se usa a diversas temperaturas y presiones y la finalidad es abrir los poros, mejorar el aspecto de la piel, tratar problemas corporales, de circulación, musculares, etc.

 

Ver más

L-carnitina para perder peso, ¿es efectiva?

Rodillo de espuma, ¿la solución para la celulitis?

10 consejos para controlar las emociones y superar conflictos

 

Opciones de circuito hídrico:

Piscina lúdica

Su temperatura es de aproximadamente 36 grados centígrados y hay zonas de aplicación que producen un masaje relajante en diferentes partes del cuerpo. Se suman agua y aire a presión.

Una sesión produce una acción vasodilatadora y sedante en el cuerpo. Los chorros, cascadas y cuellos de cisne realizan un masaje relajante, empezando en las piernas y terminando en el cuello.

Piscina caliente

Es una mini piscina de transición que permite experimentar los beneficios del termo-contraste en todo el cuerpo. La temperatura caliente alcanza los 40 grados centígrados.

Turco y sauna

Permiten elevar la temperatura de la piel y el cuerpo, facilitando la sudoración, que actúa como mecanismo termorregulador y ayuda a eliminar toxinas y potenciar la vasodilatación.

Los beneficios de ambos son similares, aunque el turco tiene una mayor incidencia en la humidificación de las vías respiratorias y en la hidratación de la piel.

No olvide que al salir del turco o sauna es necesario realizar contraste de temperatura para reafirmar la piel y conseguir una vasoconstricción. Es ideal utilizar duchas frías o fuentes de hielo.

Fuente de hielo

Ayuda a desinflamar las articulaciones, la cara y las partes del cuerpo que lo requieran. Lo recomendable es empezar a aplicar la escarcha de hielo desde los pies en forma ascendente, frotando suavemente la piel.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!