Recibe nuestra newsletter y enterate de todo en el mundo del deporte

PUBLICIDADE

Ross Edgley es leyenda: nadó 100 kilómetros cargando un tronco

Foto:Ross Edgley cargando el tronco de 45 kilos

Es muy usual decir que, en el deporte, la meta es superar los límites físicos y evolucionar cada vez más. Para el estadounidense Ross Edgley, ese ideal suena casi como un mantra.

A los 32 años, el atleta acumula hechos increíbles como recorrer la distancia de un maratón arrastrando un carro.

Su nueva hazaña parece salida de un guión de cine: nadó más de 100 km en el Caribe, entre Santa Lucía y la Martinica (aguas infectadas de tiburones y aguas vivas), y todo eso cargando un tronco de madera de 45 kilos en la espalda.

El desafío fue finalizado en “sólo” 31 horas y 24 minutos, en dos tandas de 61 y 41 km.

A pesar del enorme esfuerzo, algunos momentos de la aventura marcaron a Edgley, como ser acompañado por un delfín durante 5 kilómetros, o presenciar peces voladores flotando por encima del tronco que cargaba.

Y nadar durante tres horas sin salir del lugar por la fuerte corriente no debe estar entre los mejores recuerdos, casi seguro.

 

Ver más

Triatlón de Bogotá, cada vez mejor

Iron Nun: la inspiradora historia de la monja triatleta de 87 años

Iván Álvarez: ganó un triatlón y en la meta se llevó una gran sorpresa

 

La idea de Ross Edgley surgió después de hacer un triatlón cargando un árbol en el país caribeño de San Cristóbal y Nieves.

La intención era poner en la mira el proyecto local de Nieves de convertirse en la primera isla libre de emisiones de carbono para 2020.

Después de cumplir con la burocracia para poder transitar en aguas abiertas, precisaba enfrentarse a su mayor adversario: el propio cuerpo.

Un científico del deporte dijo que su cuerpo no era nada apropiado para nadar, y le aconsejó perder masa muscular.

Experimentado, Edgley no le hizo caso al consejo ya que sabía que precisaría de fuerza para transportar el tronco.

La dieta hipercalórica de Ross Edgley

“Yo no quería ser un delfín o un tiburón, quería ser más bien una ballena”, dijo el atleta. Para eso, se sometió a una dieta con más de 15.000 calorías diarias.

“Es como una cena de Navidad en la que comes mucho y después te quedas en el sofá sin conseguir moverte. Ahora, imagínate eso con un árbol sobre tu cuerpo en el Caribe”, explicó.

En sus entrenamientos, Edgley colocaba algunos “bocados” como frutas, chocolate y budín en cada punta de la piscina para reabastecerse a cada kilómetro y estar preparado para el desafío de nadar cargando un tronco.

Como parte de una serie online de Red Bull, llamada Strongman Swimming, el desafío entra en una larga lista de demostraciones de resistencia en la vida de Edgley.

También es conocido por correr 30 maratones en 30 días y escalar una cuerda repetidas veces hasta alcanzar la altura del Monte Everest.

Según comenta en su sitio oficial, su objetivo es superar los límites del cuerpo humano y recaudar dinero para obras de caridad.

excluir cat: , desativa sempre post: nao, ativa sempre post: nao
¡Compartir por correo electrónico!